Reunificación de deudas: ¿una opción viable?

Inicio / Creditos Personales / Reunificación de deudas: ¿una opción viable?
17 Julio, 2014 smaradona Sin Comentarios
Reunificación de deudas: ¿una opción viable?

Cuando no podemos asumir el pago de nuestras deudas y buscamos alternativas para salir de este difícil momento financiero, la reunificación de deudas se presenta como una opción muy atractiva. En esta nota explicamos qué es la reunificación de deudas y planteamos algunos consejos para saber en qué condiciones puede ser una solución ante la falta de liquidez.

Toda persona que se ha visto en el difícil escenario de no poder disponer de los medios necesarios para asumir sus diferentes deudas sabe lo desesperante que puede resultar la situación. Ante la urgencia por obtener dinero en efectivo para cancelar sus obligaciones se consideran todas las opciones posibles. Dentro del abanico de soluciones encontramos la reunificación de deudas.

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es un crédito único con una cuota mensual más baja y un plazo de amortización más amplio que permite así obtener fondos para consolidar todas las deudas en una sola. Normalmente en estos casos se pagan más intereses, pero se abona una cuota mensual más acorde a nuestro presupuesto.

¿Por qué optar por la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es una salida viable, ya que nos permite evitar un retraso en los pagos, lo que trae numerosas consecuencias que afectan nuestra situación financiera. Incluso, si el impago no se soluciona a corto plazo, podemos ver cómo nuestra posibilidad de obtener créditos en el futuro se reduce a cero, derivando en una situación de exclusión financiera que nos permitiría obtener préstamos únicamente en el mercado informal y en condiciones poco convenientes.

Y es que la falta de pago trae aparejado un duro golpe para nuestro historial de crédito, un reporte que todo banco o entidad financiera considera antes de otorgar un préstamo a un cliente. Teniendo esto en cuenta, la reunificación de deudas se transforma en una salida atractiva ante una situación de falta de liquidez. De esta manera podemos tomar medidas rápidas antes de que nuestra falta de pago se traduzca en un antecedente negativo.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

Como su nombre lo indica, la reunificación de deudas permite fusionar en un único préstamo todas nuestras deudas asumidas, ya sean créditos al consumo, créditos para vivienda o deudas de tarjeta de crédito. Este único préstamo nuevo tiene plazos de amortización más extensos, por lo que si bien los intereses finales abonados se incrementan, la cuota mensual se reduce, permitiéndonos hacer frente a los pagos periódicos y mantener nuestro historial de crédito limpio.

¿Qué tener en cuenta a la hora de reunificar deudas?

Para que la reunificación de deudas sea una alternativa de salida viable a nuestro problema de falta de liquidez debemos tomar ciertas medidas que nos ayuden a salir de este difícil momento. Para ello debemos llevar adelanto un registro pormenorizado de ingresos y gastos, con el objetivo de identificar aquellos gastos innecesarios que podamos recortar.

Es imprescindible recurrir a la entidad financiera prestamista con la que tenemos deudas impagas para intentar regularizar nuestra situación antes de que la falta de pago tenga un impacto en nuestro historial. Por eso es clave hacer un balance de nuestro presente financiero y proyectar nuestro futuro para identificar este tipo de situaciones antes de que sea demasiado tarde.